Etiquetas

, , , ,

ImagenVicente Marín dirige el portal de referencia en materia de extranjería e inmigración en España, un medio para que empresas, instituciones o asociaciones den a conocer sus actividades a través de un boletín electrónico de más de 100.000 suscriptores. Durante la entrevista, este abogado especialista en extranjería hace balance del Plan Intensivo de Nacionalidad llevado a cabo por los registradores.

Desde junio de 2012, los registradores de la Propiedad y Mercantiles están colaborando con el Ministerio de Justicia para desatascar el retraso acumulado que había en las concesiones de nacionalidad por residencia. En la práctica, ¿han notado ustedes, desde su entidad, este cambio en el proceso?

Naturalmente, todos los que trabajamos con el colectivo inmigrante en España hemos notado los efectos del  Plan Intensivo de Nacionalidad, sobre todo a partir del mes de diciembre cuando han comenzado a notificarse miles de resoluciones a un ritmo hasta ahora desconocido. Prácticamente, la gran mayoría de expedientes que teníamos en trámite en nuestro despacho profesional han salido ya resueltos. Estos extranjeros que esperaban desanimados la resolución de sus solicitudes han seguido muy expectantes y nerviosos todo el proceso y ahora vuelven a tener esperanza al ver como sus solicitudes son resueltas y la gran mayoría, de forma favorable.

Lleva más de diez años trabajando con inmigrantes, ¿cómo valoran esta modificación en los plazos?

Mi impresión personal es que han recibido el Plan muy positivamente. La gran mayoría de personas que estaban en espera no eran muy conscientes de lo complicado de sacar adelante todos esos procesos. Desde que se conoció el comienzo de la digitalización y sobre todo con las primeras resoluciones, la esperanza de convertirse en ciudadanos españoles ha levantado el ánimo a miles de inmigrantes residentes en nuestro país.

Usted se ha reunido, recientemente, con el director general de los Registros y del Notariado, artífice del Plan Intensivo de Nacionalidad. ¿Qué mensaje le transmitió?

Cuando conoces de cerca el trabajo realizado por la DGRN y los Registradores de la Propiedad y Mercantiles aprecias la dimensión real del Plan Intensivo de Nacionalidad. Creo que el mensaje que es necesario transmitir, y por lo menos el que a mí me llegó, es el de que hay voluntad de hacer las cosas bien, que se están poniendo todos los medios necesarios para ello y que se seguirán poniendo en el futuro, no sólo para resolver todos los expedientes de los últimos tres años, sino también para tener en un futuro cercano un proceso de adquisición de nacionalidad por residencia moderno, eficaz y con las máximas garantías.

¿Qué porcentaje de nacionalidades con las que usted trabaja, se han visto beneficiados con este Plan?

 

Prácticamente la totalidad de los expedientes tramitados desde mi despacho en Granada han sido resueltos. Salvo algunos, en la gran mayoría estamos ya en la última fase de Jura e Inscripción.

Madrid y Barcelona son las provincias con más expedientes en tramitación. ¿Qué otras provincias españolas han visto reducido de manera considerable su número de expedientes?

 

Todas sin excepción. Igual en los partidos judiciales de menor tamaño es donde se ha podido ver con más claridad el efecto del Plan Intensivo puesto que han podido realizar juras e inscripciones a buen ritmo y finalizar todo el proceso de forma ágil. En los partidos judiciales más grandes, aún intentan organizarse para llevar a cabo las juras e inscripciones.

El Ministerio de Justicia, en vista de los resultados obtenidos, ha prorrogado un año la encomienda del Colegio de Registradores.

La prórroga de la encomienda es, desde mi punto de vista, un acierto. Aún hoy se siguen presentando cientos de solicitudes de nacionalidad al día en toda España y, facilitar la resolución de estos nuevos expedientes permitirá a la DGRN ponerse al día en esos procesos y estar en la posibilidad de poner en marcha nuevos proyectos de modernización de este tipo de trámites. Sin duda, lo más positivo de todo el Plan es, para mí en particular, la idea de que “si se quiere, se puede”.

Ha comentado, en alguna ocasión, que todo este esfuerzo carecería de sentido si en el Registro Civil, a la hora de dar cita para las juras, vuelven a acumularse los expedientes ya tramitados por los registradores, sobre todo en ciudades grandes. El Ministerio de Justicia ya está trabajando para dar solución a este tramo final. ¿Cómo valora el esfuerzo realizado desde el Gobierno?

 

En partidos judiciales con gran número de expedientes, los efectos positivos del Plan Intensivo de Nacionalidad podrían quedar diluidos si no se trabaja de forma urgente en un nuevo proceso de Jura e Inscripción más ágil que el actual. Conozco que se está trabajando en ello, que se es consciente del problema del retraso en las juras y, después de haber seguido todo el Plan en sus distintas fases, estoy totalmente convencido de que se van a poner los medios necesarios por parte del Ministerio de Justicia para solucionar este inconveniente más pronto que tarde. Los esfuerzos del Gobierno para arreglar el retraso en la tramitación de más de 400.000 expedientes están fuera de toda duda sin olvidar el gran trabajo que han realizado los Registradores y todos sus trabajadores. Sin ellos, difícilmente hubiera sido posible contar con casi medio millón de nuevos ciudadanos españoles.

Sumarios:

 

La prórroga de la encomienda es, desde mi punto de vista, un acierto. Aún hoy se siguen presentando cientos de solicitudes de nacionalidad al día en toda España y, facilitar la resolución de estos nuevos expedientes permitirá a la DGRN ponerse al día en esos procesos

Anuncios